Salir

Energías renovables

Última modificación
Jue , 30/05/2024 - 08:51

El Instituto Universitario Misto ENERGAIA (antes CIRCE) apostó desde sus inicios por el desarrollo de las energías renovables. El desarrollo masivo actual impulsado por la obligada descarbonización de todos los sectores económicos requiere afrontar nuevos retos, más relacionados con su gestión eficiente y planificación adecuada, junto con un desarrollo justo y no lesivo, en especial para los territorios donde se ubican las instalaciones de generación. 

En ENERGAIA trabajamos en el desarrollo tecnológico de estas EERR, sin investigar en nuevos procesos de conversión energética o nuevos materiales para estas energías. Por ejemplo, la utilización de residuos agrícolas, forestales o urbanos, para generar energía, biocombustibles o bioproductos, es un recurso sostenible producido localmente es un foco de renovado interés en muchas partes del mundo. No obstante, surgen nuevas incógnitas respecto a su evaluación de recursos y su cadena de aprovechamiento, la mejora de sus procesos de transformación termoquímicos, la diversificación de sus usos, la optimización de las nuevas instalaciones de producción o el análisis de los impactos asociados (por ej. de sus cenizas) que son objeto de nuevas líneas de investigación.  

Con respecto a la energía solar térmica de baja temperatura, su potencial para cogenerar electricidad y calor en el mismo panel permite que puedan servir diversas energéticas (el frío puede obtenerse vía ab/dsorción o refrigeración de paneles) para el sector doméstico e industrial. En alta temperatura, los retos se centran en sistemas de acumulación estables y rentables, y su hibridación en la generación para sus centrales. En el caso de la FV, su proliferación asociada a sus mayores rendimientos y menores costes, ha generado algunos desajustes en su gestión eficiente, que deben resolverse con una mezcla de nuevas formas de gestión en la red y los consumidores, tecnologías de almacenamiento, y una regulación adecuada a la situación actual.  

En cuanto a la energía eólica, los retos tecnológicos se centran en un mantenimiento predictivo adecuado de los parques existentes, así como una gestión intensiva en la preservación de la biodiversidad local, así como en su economía circular tras el final de su explotación, además de la investigación tendente a suavizar, en lo posible su aleatoriedad y relativa predictibilidad.  

Y sobre el hidrógeno renovable, la preferencia en ser usado para la producción de ciertos productos básicos como amoníaco en los que es materia prima, para su implantación sostenible posteriores en otros sectores y aplicaciones conforme a su desarrollo tecnológico.  

La integración total de las energías renovables en el sector eléctrico requiere superar ciertas barreras tecnológicas. La asociación de la generación distribuida, con sistemas de almacenamiento y procesos de carga de los vehículos eléctricos adecuados, permite un mayor despliegue de la primera y unos menores costes para los segundos. También sistemas de almacenamiento con diferentes capacidades y tiempos de respuesta son fundamentales, donde las centrales hidroeléctricas juegan un papel fundamental y además permiten gestionar mejor los recursos hídricos. Las tecnologías PtoX también deben integrarse armoniosamente para gestionar los excedentes de las EERR. El control y gestión de la red debe en todo caso asegurar la estabilidad y la seguridad del sistema eléctrico de potencia, que además puede aprovecharse de servicios auxiliares proporcionados por la generación distribuida. Otras líneas de actuación son la gestión inteligente en sectores clave como el doméstico, una ordenada proliferación del autoconsumo y las comunidades energéticas, así como una retribución acorde a la nueva situación en el mercado eléctrico.

Equipos de investigación en Energías Renovables: